13 diferencias entre ir de camping o de hotel

Hoy hablamos sobre las principales diferencias entre ir de camping o de hotel  para viajar y disfrutar de tus vacaciones.

Diferencias entre ir de camping o de hotel a favor de los campings:

 

1- Precio:

Ir de camping acostumbra a ser bastante más económico que ir de hotel. En temporada baja hay muchas opciones de encontrar parcelas por 19€ o menos (sobretodo si se usan las tarjetas de descuento) y en temporada alta ir de bungalow es algo más barato que buscar un apartamento o hotel con las mismas instalaciones que el camping.

 

2- Instalaciones:

Hoy en día prácticamente todos los campings disponen de piscina, animación, bares, restaurantes, supermercados, pistas deportivas, spa, etc.

Si buscas un hotel en zona costera raro será que disponga de pista de pádel, spa y música en directo por la noche. Estos 3 ejemplos son bastante comunes si vas a un camping con un nivel normal de las zonas de playa españolas.

 

3- Libertad de horarios:

Solo hay un horario a respetar en el camping. El de descanso general que cada establecimiento marca. Normalmente de 00:00 a 07:00 y durante esas horas no se puede circular con vehículos por dentro ni hacer demasiado ruido.

No hay más horarios, ni para comer, ni para desayunar, ni para entrar ni salir. Libertad total.

 

4- Complementos:

Al ir de hotel siempre estas pendiente de si entran toallas, sabanas, secador de pelo,… Otro punto positivo de ir de camping en caravana, autocaravana, carrotienda o tienda es que sabes perfectamente lo que tienes siempre.

Sin sorpresas por encontrarte que falta algo que habías dado por sentado.

 

5- Aparcamiento:

Encontrar sitio para aparcar el coche en verano cerca de la playa acostumbra a ser difícil. Igualmente si intentas estacionar cerca del hotel o el apartamento, normalmente nunca tienes suerte.

En el camping es fácil aparcar, siempre hay sitio en tu misma parcela o muy cerquita.

 

6- Contacto humano:

Cuando vas de camping ya sabes que acabarás conociendo a alguien nuevo esos días. La primera vez que salimos teníamos dudas sobre cómo colocaríamos la caravana, y ya nos avisaron que seguro que algún vecino de parcela nos ayudaría. Y así fue, cada vez que llegas y aparcas siempre hay alguien dispuesto a echarte una mano.

Esto es válido para muchas otras situaciones del camping, siempre conoces gente y te relacionas con “desconocidos”.

 

7- Practicas idiomas:

Relacionado con el punto anterior, si vas a campings dónde principalmente lo visitan extranjeros, es casi obligatorio practicar el inglés o francés. Nunca va mal refrescar conceptos.

 

8- Niños:

Para los niños el camping es libertad. Si como padres queréis unas vacaciones tranquilas de niños, id a un camping y solo volverán cuando tengan hambre jejeje.
Entre el juego con otros niños de parcelas cercanas, la piscina, las actividades y la animación, tienen el día lleno de acción.

 

9- Mascotas:

La mayoría de campings son petfriendly, es decir, que aceptan mascotas en sus instalaciones.

Cuando vas andando por las calles del camping raro es no ver algún perro atado en la parcela. De momento lo más “extraño” que hemos visto a sido una familia con sus dos hurones.

 

Diferencias entre ir de camping o de hotel a favor de los hoteles:

 

10- Limpieza:

Una de las peores cosas para mi es el momento de ir a limpiar los trastos de la comida. Esto en un hotel no pasa, te levantas de la mesa y te olvidas de limpiar nada.

 

11- Ruidos:

Especialmente si no sois de madrugar mucho. En el camping la gente se levanta más bien temprano, sea por los niños, por la luz o lo que sea. Eso hace que sobre las 9 de la mañana ya haya el ruido normal del día.

Si has trasnochado cuesta alargar el sueño por la mañana.

 

12- Olores:

Si eres un poco escrupuloso/a con los olores puede que aveces no estés del todo a gusto en el camping. A la hora de comer y cenar lo más habitual es el olor a brasa (que a mi me encanta), y el de sardinas tampoco es nada extraño.

 

13- Espacio:

Al ir con la casa encima hay veces que falta algo de espacio. Si vas en tienda para estar unas 2 semanas, solo la gestión de la ropa puede ser un problema. Pero a la que hayas salido un par de veces ya sabrás cómo gestionar estas peculiaridades.

En nuestro caso, en cada salida llevamos algo nuevo, y siempre parece que ya no cabe nada más. De momento aun podemos dormir estirados y no de pie.

 

 

Hasta aquí las diferencias entre ir de camping o de hotel.

¿Añadirías alguna más? Cuéntanoslo en los comentarios.

¿Te ha gustada el articulo?
Albert Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *