Camping La Balma

Este fin de semana hemos optado por alejarnos de la playa e ir al Camping La Balma buscando tranquilidad y contacto con la naturaleza en medio de la montaña.

El elegido finalmente fue el Camping La Balma , situado en Espinelves  y muy cerca de diferentes pueblos com Viladrau o Sant Hilari de Sacalm que nos gustan mucho.

Este camping hace descuentos con la tarjeta de Campistes Catalans, pero se nos olvidó mostrarla y por fechas seguramente no tendrían descuentos. El total de la estancia para 2 días, 2 adultos, un niño, luz, caravana, coche y tasa turística fue de 51€.

 

Opinión del Camping La Balma:

Calles y parcelas

El acceso al camping es por rampa de tierra y la recepción está situada casi en la parte más alta. Al ir con un coche poco potente, tuvimos ciertos problemas en un giro, pero el dueño estuvo muy atento y nos ayudó en todo. Como iremos explicando, el Camping La Balma es pequeñito, con unas 6 calles de parcelas, sin bungalows y una zona para estancias de una o dos noches.

El camping está formada únicamente por calles de tierra, no tiene ninguna asfaltada. Aunque el camping es claramente en pendiente, las calles son completamente llanas y las parcelas muy niveladas.

No hay prácticamente tráfico de vehículos y los niños y perros pueden pasearse sin problemas.

La zona para pocos días está situada en la parte más baja del camping, de hecho están casi como fuera de todo y apartados. Este fin de semana había un grupo numeroso de niños de 10 o 12 años. En esta zona hay un bloque de baños como el que nos encontramos en la parcela del Tamarit Park

 

Aseos y lavaderos

El camping cuenta solo con un modulo de baños. Como siempre, con separación para hombre y mujeres, un baño para bebés y minusvalorados.

En general la limpieza era correcta durante todo el día. No todos los baños tenían siempre papel, ni tampoco contaba con jabón de manos.

Las duchas tenían manguera, por lo que es más fácil ducharse como en casa. La alcachofa pegada a la pared que tienen en la mayoría de campings no me acaba de gustar. Mucho mejor la manguera de toda la vida.

En este mismo modulo también hay los lavaderos de platos, de ropa y la lavadora.

Un punto curioso, es que los campistas de La Balma llevan todos un carrito de bebé adaptado para ir a lavar los platos. No lo habíamos visto nunca, y aquí absolutamente todos lo tenían. Si al hacerte fijo no enseñas el carrito no te dejan apuntar. 😂😂

Bar

El Bar hace de bar, recepción, mini supermercado y punto social de la familia que regenta el camping.

Piscina

Piscina en buenas condiciones pero sin ningún lujo. Para estar en medio del monte el agua no esta tan fría como cabria esperar.

 

Otras instalaciones

La Balma es un camping de 3ª categoría, y como tal no va sobrado de servicios como pueden ser otros más tipo resorts como el Valldaro o el Eurocamping, no obstante, cuenta con un campo de fútbol y diversas zonas con columpios o mini parques infantiles.

Animaciones

Cómo animaciones sólo vimos que el sábado hicieron cine al fresco en el campo de fútbol.

Ubicación

Encontramos el camping a 1 km de Espinelves y muy cerca de Viladrau o Sant Hilari de Sacalm.

Se llega hasta la puerta por carreteras normales, asfaltadas, pero al entrar al camping hay una cuesta de arena hasta llegar a recepción. Como ya hemos dicho, nosotros tuvimos algún problemilla, pero subieron diferentes vehículos sin ningún problema.

Se nota que no tenemos mucha experiencia en maniobrar en cuestas.

Enganchar la caravana a la hora de irnos también fue una tarea que se nos complicó, igualmente por culpa del tema de la pendiente. Demasiado de playa creo que somos. 😂😂

Relación del personal

Tanto la madre como el hijo que llevan el camping nos cayeron muy bien. No hablamos demasiado, pero como teníamos la caravana bastante cerca de recepción, pues cada mañana nos saludábamos, nos respondieron a las dudas que teníamos y nos recomendaron un muy buen sitio para ir a comer.

 

Relación con los campistas

Durante los últimos años no habíamos ido a un camping de montaña, y nos esperamos un ambiente más bien hippie. La verdad es que en el Camping La Balma hay un ambiente muy similar al de otros campings.

Estuvimos hablando con la vecina de parcela y sus dos hijos, una familia muy maja.

La segunda noche tuvimos que salir de la caravana a las 3:00 de la madrugada para decirles a unos chavales que hicieron follón en otro sitio.

 

Resumen

Si lo que buscáis es un camping donde desconectar, con naturaleza de verdad, mucha sombra y poco estrés, este es una buena opción.

Si os gusta tener a los niños ocupados y no verlos durante 24h, el Camping La Balma no es lo que necesitáis.

A nosotros nos gustó, pero siempre sabiendo que ofrece de peculiar cada camping. Si tienes perros, aquí todos estaban sueltos y merodeaban tranquilamente por el camping a la suya.

El precio de temporada también era muy bueno, y con ofertas por si vais más de una caravana.


¿Nos recomendáis algún otro camping de montaña? Cuéntanoslo en los comentarios.

¿Te ha gustada el articulo?
Albert Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *